¿Tienes dolor lumbar?

¿Tienes dolor lumbar?

¿Tienes dolor lumbar?

Existen diferentes patologías y diferentes maneras para abordarlo. Aquí te vamos a hablar sobre el síndrome piriforme y la ciática, que son algunas de las patologías más comunes que cursan con dolor en la zona lumbar, sus causas y posible tratamiento.

El síndrome del piriforme o del piramidal

Es la compresión del nervio ciático cuando pasa por el músculo piriforme. El nervio ciático es un nervio que proporciona sensibilidad y a la vez es motor. Se origina de L4 a S2.

Una de las causas es el aumento de tono de la musculatura (piramidal), típico tras correr o caminar mucho y en personas que pasan mucho tiempo sentadas. El aumento de tono o el acortamiento provocan una compresión e irritación del nervio ciático y un dolor en la región glútea que, en ocasiones, se puede confundir con una ciatalgia.

Para abordar este síndrome es imprescindible realizar un buen diagnostico diferencial. A partir de ahí, realizaremos estiramientos, y relajaremos la musculatura implicada para disminuir el dolor y mejorar la función de toda la pelvis.

La ciática o ciatalgia

Es una afectación del nervio ciático porque sus raíces a nivel lumbar están comprimidas o irritadas (L4 a S2). Es decir, existe una radiculopatía, causando una estenosis del canal, ya bien sea por una protusión discal, por una hernia, por espondilolistesis (desplazamiento de una vértebra) o por artrosis. Por tanto, irrita al nervio ciático y provoca dolor que suele bajar por la pierna.

Para abordar esta patología se hará una buena exploración. Se abordará de manera diferente intentando descomprimir la zona lumbar para no irritar la raíz del ciático, además será importante la realización de ejercicios lordosantes a nivel lumbar.

 

 

Naiara Contreras

Fisioterapeuta núm. col. 12.251

No hay comentarios

Deja tu comentario